Caca Wars Carta de amor

Antes del e-mail, la gente se enamoraba escribiendo a mano.

Había que garabatear un poema (en general, robado de Bécquer), prometer felicidad, perfumar la hoja a rayas, ensobrar, estampillar y dejar en el buzón de la estafeta de correos. Era un mensaje sin tracking que podía tener respuesta en semanas o meses. La carta podía perderse o volver con malas noticias.

A veces se desconocía el rostro del enamorado, y había que juntar coraje para pedir una foto.

Muchos niños nacieron gracias a la eficiencia del servicio de correos. Otros se fueron por el inodoro.

¡En Caca Wars usted podrá volver a enamorarse y escribirle a su amada/o!

Pin It