Caca Wars Patin a rueditas

Había que aprender a andar en patines para no ser el tonto del barrio, especialmente si eras niña, porque los varones tenían obligación con la pelota.

Era una suela de aluminio con cintas de cuero para ajustar al pie, o una bota blanca en los modelos más lujosos. Pero lo principal pasaba por las cuatro rueditas. Era cosa de mantener el equilibrio, bajo la pena de pelarse las rodillas en la caída. Los principios eran difíciles, pero, cuando se dominaba el andar, venían las piruetas y la velocidad y el mundo parecía más grande y más lindo. Los parques y las veredas se llenaban de ruidosas bandadas sobre ruedas.

¡En Caca Wars usted podrá aprender a patinar como en los viejos tiempos!

Pin It