Caca Wars Pata de oso

Ponerse en las patas unas pantuflas de pata de oso, peludas y con garras de tela, hablan del propietario.

Sería un tipo que no se toma muy en serio, de buen humor y charla ingeniosa. Alguien con el que se podría pasar el tiempo, incluso con un segundo par de patas de oso. Filosofía, teología, filología, todo es posible.

El riesgo es el de ser un incomprendido, al que una novia ofendida puede acusar de inmadurez y de futuro imposible. ¿Cómo te vas a poner eso en las patas?, te pueden decir. ¿Cuándo pensás crecer? ¿Tenés idea de las cosas importantes o vivís siempre en la pavada?

La respuesta siempre será, por supuesto, hacerse el oso.

¡En Caca Wars usted podrá probarse unas estupendas pantuflas de oso!

Pin It